Historias de Ciudad Redacción diciembre 23, 2019 (0) (386)

Pastorelas navideñas, antigua tradición del teatro mexicano

Las pastorelas mexicanas constituyen una verdadera tradición secular que todos los diciembres transforman teatros y algunos templos en escenarios para representar las penas que, según la tradición cristiana, debieron sufrir los pastores para llegar a adorar al recién nacido niño Jesús.

    “La pastorela puede considerarse como uno de los orígenes de la tradición teatral de México, se remonta hacia 1530 cuando comienzan las primeras representaciones de la historia de navidad en nuestro país”, señala a Sputnik el comediante y productor teatral Rodrigo ‘Gogo’ Gil.

El artista explica que estas representaciones teatrales, que junto a las posadas navideñas constituyen el eje de las celebraciones tradicionales de la Navidad en México, se remontan al siglo XVI y fueron utilizadas por los sacerdotes y frailes españoles, para acrecentar la implantación de la fe católica entre las comunidades indígenas.

En ese año de principios del siglo XVI, recuerda, fray Juan de Zumarraga, obispo del Virreinato de la Nueva España, como entonces se designaba al actual territorio mexicano, autorizó que se representara “una farsa” de la historia del nacimiento de Jesús utilizando un texto tradicional que ya se usaba en España e Italia.

Dos décadas más tarde, en 1550, el fraile franciscano Andrés de Olmos escribió el idioma indígena Nahuatl la primera pastorela específicamente redactada en México.

En 1600 se popularizó otro texto “La comedia de los Reyes” que según los historiadores y dramaturgos, se volvió muy famosa entre los aborígenes.

Desde entonces se redactaron miles de versiones de pastorelas, pero todas tienen en común la de agregar a la narración bíblica de la natividad a un elemento adicional: la presencia de Satanás, como el villano de la historia que intenta confundir a los Reyes Magos y a los pastores para que no puedan llegar hasta la cueva en Belén de Nazaret donde nace el mesías.

Pastorelas contemporáneas

Gil alista una representación de su pastorela para el fin de semana previo a la Navidad, pensada para cientos de personas en el foro de La Comunal, en la capitalina colonia Napolés que bautizó “La villano-posada”, con guiños contemporáneos.

    “Me he enfocado en hacerlo más en el tono de comedia, jugando con el personaje de Satanás, jugando con el personaje de los reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar que ellos también tienen un camino distinto y se pierden para ver al Niño Jesús”, relata Gil.

En las versiones más modernas, los protagonistas pueden ser políticos o narcotráficantes que encarnan el papel de Satanás.

Así ocurre por ejemplo en la película ‘Pastorela’ (galardonada en 2012 con el premio Ariel a la mejor película mexicana) del director Emilio Portés y en la cual participa el actor Joaquín Cosío.

Esa versión representa a un agente judicial que tras el asesinato de un fiscal, pierde su papel como diablo en una pastorela y debe luchar contra las fuerzas del mal para recuperar ese rol.

“Las pastorela es básicamente una comedia de enredo, que se va desarrollando incluso con la participación activa del público”, expone Gil.

En su versión del relato religioso, Gil agrega elementos de la novela de suspenso al proponer un libreto en el que todos los personajes sospechan de los demás.

    “En nuestra posada, Satanás no es el villano y jugamos con proponer al público que descubra cuál de los protagonistas es el verdadero antagonista, en un momento dado todos piensan que los demás son el malo de la historia”, plantea el argumento.

Los Reyes Magos, Melchor, Gaspar y Baltazar, sospechan cada uno de ellos entre sí, incluso María sospecha de José, y José tiene sus dudas de María, según el guiño picaresco del productor teatral, que se hizo conocido por sus propuestas que adaptan a la comedia algunos de los tópicos más particulares de la cultura mexicana.

Con todo el marketing que rodea la Navidad en México, “hay algo de magia en que esta tradición de hacer el Nacimiento y de representar las pastorelas se mantenga”, sentencia.

Gil está detrás de producciones como ‘La Lotería Mexicana’, una obra basada en el ancestral juego de mesa, y en ‘Nosotros los Dobles’, donde invita a imitadores de actores de renombre como los de la época de oro del cine mexicano y de la popular serie de televisión de El Chavo del Ocho.

Con información de Sputnik

Comparte esta publiación:

You might also like!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *