El Tema de Hoy Redacción diciembre 3, 2019 (0) (197)

Sicilia, Solalinde, Vera López y Romero, dan su visión de la lucha social en la 4T

En el Foro “Los nuevos retos de las luchas sociales” coincidieron: Norma Romero Vázquez, integrante de Las Patronas; monseñor José Raúl Vera López, Obispo de la Diócesis de Saltillo; el poeta y activista, Javier Sicilia y el sacerdote defensor de migrantes, Alejandro Solalinde, todos reconocidos con el galardón Corazón de León que otorga la FEU, dialogaron en una mesa moderada por el Expresidente de la organización estudiantil, Alberto Galarza Villaseñor, conocido como “El Rojo”.

Sicilia consideró que, desde que comenzó su lucha original, con la Caravana por la Paz, Justicia y Dignidad, lo único que se logró fue la redacción de la Ley de Atención a Víctimas, que no ha servido para nada. Mientras el horror, cada día, se acumula.

Resaltó que el gobierno ha detectado 522 fosas, lo cual es lamentable porque ya ni siquiera cuentan desaparecidos, sino fosas. Eso sin contar las fosas del Estado. “En un pequeño poblado de Morelos encontramos una fosa del Estado, con 156 cuerpos. No sé si los mataron ellos, pero sí los desaparecieron. Entre una fosa de los Zetas y una fosa del Estado no hay diferencia. Es cuando uno se pregunta, ¿quién le enseñó a quién a desaparecer?”, dijo Sicilia.

Adelantó que va a encabezar una nueva marcha, en enero próximo, para exigir justicia y compromiso con las víctimas de parte del Estado mexicano, y reprochó así el proceder del Presidente López Obrador.

“Cuando se tiene un criterio frente a la masacre, como lo que ocurrió con los LeBarón y un presidente puede decir esa estupidez de ‘fuchi, guácala’, para reducir el crimen organizado –y con esto no estoy llamando a las balas–, es lamentable. Entendamos que no se trata de cuántos abrazos hay que darnos, se trata de cuánto Estado tenemos que construir para enfrentar este terror. Cuando el Presidente dice ‘Los voy a acusar con su mamá’, hay que avergonzarnos. No está entendiendo. No está siendo empático con el horror de esta nación, ni con el sufrimiento de las víctimas”, denunció Sicilia.

En contraste, el sacerdote Alejandro Solalinde, si bien admitió que el actual gobierno aún tiene grandes pendientes en el renglón migratorio, se dijo orgulloso de que México tenga como Presidente a Andrés Manuel López Obrador.

“Porque a este hombre no le gusta el dinero, es un hombre con una honestidad a toda prueba. Y, además, está haciendo un gran cambio. Durante los años anteriores, los gobiernos oligárquicos se confundían con los empresarios y con los poderes fácticos capitalistas. ¿Y qué está haciendo el Presidente Andrés Manuel? Primero, está separando bruscamente el gobierno de estos poderes fácticos capitalistas. Palabras más, palabras menos, les ha dicho: ‘Aquí hay un gobierno. Ustedes no tienen por qué gobernar’”, apuntó.

Dijo que eso ha lastimado a las cúpulas y a los sectores que estaban cómodos con el estatus quo, e invitó al pueblo de México a no caer en esa trampa y a unirse en torno a este nuevo proyecto de nación, pues el país no ha sido dividido por el presidente como pregona la oposición, sino que la polarización ya tenía muchos años.

“Muchos me reprochan que yo cambié. Pero no es que yo haya cambiado, lo que pasa es que ya no estamos con Calderón o con Peña. ¿Por qué seguir con la inercia de darle de palos a un gobierno que quiere cambiar las cosas? Tenemos que unirnos”, alentó Solalinde.

Norma Romero Vázquez, líder de Las Patronas, un grupo de mujeres que apoyan migrantes en tránsito, explicó que desde que recibieron el galardón “Corazón de León”, la situación ha ido empeorando para los hermanos centroamericanos que pasan por México en busca de llegar a Estados Unidos de América, y reprobó el despliegue de la Guardia Nacional para contenerlos.

“No vemos ninguna mejoría. Militarizar expone más la vida de los migrantes, porque están tomando rumbos donde están siendo más lastimados. Nosotras seguimos dando comida todos los días, como mujeres, y no nos han importado las amenazas y mensajes xenofóbicos, porque nos dicen ‘locas’. Prefiero estar loca, pero hacer el bien”, dijo entre aplausos.

Y cuestionó: “Evo Morales fue bien recibido. ¿Por qué a todos los demás migrantes no los reciben igual?”.

El Obispo de la Diócesis de Saltillo, Raúl Vera López, reprochó la apertura a los capitales extranjeros para saquear la riqueza nacional, y que todo ello es solapado por un Estado criminal, tal y como lo declaró el Tribunal Internacional Permanente de los Pueblos; y puso el ejemplo de su Estado, Coahuila.

“Ante la Corte Penal Internacional, nosotros, junto con los centros de derechos humanos y diversos organismos, presentamos pruebas de que los gobernadores del Estado, que son hermanos, Humberto Moreira y Rubén Moreira, utilizaron a la policía estatal en combinación con el crimen organizado para ejecutar crímenes de lesa humanidad, que son contra la población y que terminaron con la desaparición forzada de personas”, explicó el prelado.

Con información de Prensa UdeG

Comparte esta publiación:

You might also like!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *