Historias de Ciudad Redacción mayo 20, 2020 (0) (408)

Construir en la pandemia del Covid-19

Emilio Laso tiene una empresa en mantenimiento y construcción de jardines, que durante la pandemia del Covid-19 no ha dejado de trabajar, construyendo un Hospital en la Ciudad de México.

Para la mayoría de los trabajadores y empresarios que han tenido que parar durante la cuarentena, Emilio Laso es un afortunado, pues al trabajar para el Gobierno Federal no enfrenta contratiempos como empresario.

La realidad dice Emilio, es muy diferente, “No estábamos preparados para un fenómeno como este, el Covit 19 ha venido a transformar la vida de todos en este planeta.

No sólo en cuanto a las pérdidas de vidas humanas sino también por las pérdidas económicas que ha representado. Paramos proyectos en Centros Comerciales que no sabemos cuándo se reactivaran, ni cómo se reactivaran los pagos por lo ya trabajado.

Todas las empresas han sido afectadas por esta cuarentena que a ciencia cierta no sabemos cuándo va a durar, nosotros hemos tenido que adaptarnos principalmente en seguridad para nuestros empleados en las áreas dónde seguimos trabajando, ahora nosotros construimos hospitales. Ahora ya el cubrebocas es parte esencial de nuestro equipo de seguridad, además del casco, las botas, los lentes y del chaleco”.

Las cosas se han complicado para la empresa del empresario tapatío, pues el proyecto en el que trabajan a marchas forzadas debe ser entregado la próxima semana y se encuentra en uno de los municipios donde más casos se han registrado de Covid 19, en la Ciudad de México.

“Hemos tenido que trabajar con menos gente, mucha gente con la contingencia se fue con su familia para no arriesgarse, como eran foráneos decidieron regresar a sus lugares de origen. Los que permanecen, continúan trabajando con las complicaciones que el Covid ha manifestado.

A los trabajadores el Covid les ha afectado desde el estado anímico, porque sus parejas han dejado de trabajar; las formas de transportarse y, sobre todo, el miedo de contagiarse en el trabajo y el temor de perder su empleo”.

Cuenta Emilio Laso que, por la cuarentena en su empresa descansaron a cuatro mujeres que tenían más de 5 meses de embarazo, de esa forma no exponían su salud ni la de sus bebes. Algunos otros casos de empleados con problemas de salud están en casa con sueldo mínimo, “Hemos tenido que hablar con algunos otros trabajadores y llegar a acuerdos para descansarlos con una reducción de sueldo, mientras se reactiva la situación”, lamenta Laso.

Dice Emilio que existen muchas dificultades para poder desarrollar labores en la Ciudad de México, teniendo que atender a su familia en Guadalajara y usando cuadrillas de trabajadores que tampoco son de CDMX.
“Es complicado el tema de las aerolíneas porque cada vez hay menos vuelos, de haber un vuelo a Ciudad de México cada hora, hoy día hay solo dos vuelos al día. Conseguir hospedaje en la Ciudad de México es otro problema. Además, ha sido muy complicado el riesgo, o sea no, no podemos estar en contacto con nuestros seres queridos, pues el hecho de tener que estar en el aeropuerto ya te hacen más vulnerable a cualquier otra persona que tiene la posibilidad de quedarse en casa.

Ya lo han dicho muchas personas, ustedes que pueden quédense en casa, lamentablemente habemos (sic) personas que no podemos hacerlo”.

A este empresario jalisciense le preocupa la situación a futuro sí continúan los enfrentamientos entre los gobiernos de Enrique Alfaro y Andrés Manuel López Obrador, “En Guadalajara como todos sabemos se están tomando decisiones de forma unilateral, no hay una coordinación con el Gobierno Federal, es muy notorio que se ha venido haciendo una guerra obtusa con victorias pírricas que no va a permitir absolutamente llegar a nada, más que una confusión ciudadana como lo estamos viviendo, lo que me preocupa en este caso y creo que nos preocupa a muchos empresarios del estado es esta diferencia en el mensaje, está esta guerra que se está llevando a cabo y no nos está dejando absolutamente nada bueno y lo estamos viviendo hoy día con el doble discurso de nuestro gobernador, necesitamos una certeza en el mensaje.

El gobernador reculó con la idea de abrir el 18 de mayo y ahora postergó la apertura de la economía Jalisco hasta junio, aunque ahora diga que los empresarios no entendimos el mensaje que envió el 15 de mayo, que el 18 de mayo se abría abra la economía que no era real y que estamos todos tontos y no entendimos lo que él quiso decir. Y no se trata de que se abra la economía por una presión social ni mucho menos por una encuesta que te posiciona políticamente.

El caso es que se pongan de acuerdo el gobierno local y el Gobierno Federal para que esta solución sea global con la visión comunitaria que necesitamos todos, de nada sirve abrir restaurantes mañana si no tenemos la certeza de lo que está pasando, si por un lado nos dicen una cosa y por otro escuchamos otra, necesitamos certeza para tener la confianza de salir a la calle y poder reactivar la economía como se pretende”.

Dice Emilio Laso que como empresario sabe que los momentos complicados se enfrentan mejor en unidad, “se puede ir en distintas balsas, mientras se observe el mismo horizonte”, asegura.

Comparte esta publiación:

You might also like!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *